No cometas estos errores si eres un corredor principiante

Escrito el 27 de marzo 2015 por Juan Pedro

Seguro que ya te has dado cuenta que cada vez hay más gente que se ha animado a correr. Sin duda se trata de una de las mejores maneras de mantenerse en forma, siempre y cuando se haga correctamente claro. Por eso, hoy vamos a hablar de tres errores que los principiantes suelen cometer cuando se inician en el running, porque correr no es sólo poner un pie delante del otro.

1. Correr al ritmo adecuado.

Para todos aquellos que comienzan a correr sin la guía de un entrenador, elegir el ritmo adecuado no es sencillo y suele ser un error muy típico el correr demasiado rápido pues se inician siempre con mucha energía. Esto lleva a sufrir problemas de sensación de ahogo e incomodidad, molestias después de entrenar, aumenta el riesgo de lesiones…

Entonces, ¿a qué ritmo debemos correr? Pues dependerá de cada corredor, pero si te sirve de referencia, corre al ritmo que te permita mantener una conversación  sin ahogarte, es decir, a un ritmo que no eleve tus pulsaciones exageradamente.

2. Correr de más.

Como consecuencia a la sobreestimulación que los corredores principiantes suelen presentar y que les lleva a correr a un ritmo mayor de los adecuado, ocurre que, además, suelen correr en más ocasiones de lo adecuado. Desean hacer mucho en poco tiempo cuando su cuerpo todavía no está preparado para soportar estos esfuerzos. No se debe olvidar que el entrenamiento y la progresión de todo corredor debe ser gradual, y en un corredor principiante es vital respetar estas progresiones.

3. Ignorar las molestias y dolores.

Dado que un corredor principiante aún no conoce los límites de su cuerpo, no es fácil diferenciar cuando estás exigiendo demasiado a tu cuerpo y cuando estás realizando un entrenamiento inteligente. Ante los límites de nuestro cuerpo debemos aprender a diferenciar entre un dolor y una verdadera lesión, algo que entenderemos con la experiencia. Los corredores principiantes aún no tienen la experiencia suficiente para reconocer una molestia poco riesgosa de una molestia que puede convertirse en una lesión de importancia.

Dosificar los esfuerzos para que tu cuerpo los asimile correctamente son parte de un entrenamiento inteligente. Es normal y aceptable sentir incomodidades después de determinados entrenamientos, pero no pienses nunca que correr con un dolor en tus rodillas, tobillos o cualquier parte de tu cuerpo es normal. Al contrario, entiende estos dolores como avisos que tu cuerpo te da para indicarte que algo estás haciendo mal.

Para finalizar, os dejamos este divertido vídeo en el que el humorista José Mota representa a un corredor principiante:

 
Deja tu comentario »

Riesgos del sedentarismo

Escrito el 20 de marzo 2015 por Juan Pedro

20 minutos a pie cada día son suficientes para reducir el riesgo de muerte prematura.

Nadie duda de los beneficios para la salud que el hacer ejercicio con regularidad tiene, así como mantener un nivel de vida activo y saludable, cuidando la alimentación entre otras cosas. Y es que el sedentarismo influye muy negativamente en nuestro cuerpo; de hecho, según un estudio realizado por la universidad de Cambridge, en Europa fallecen al año el doble de personas que por padecer obesidad. Y únicamente con un pequeño aumento en nuestra actividad física diaria es suficiente par reducir notablemente este riesgo aportando beneficios significativos para nuestra salud.

Esto es algo que no es reciente pues la inactividad física se ha asociado frecuentemente con un mayor riesgo de muerte prematura, además del hecho de estar vinculado con un mayor riesgo de patologías como enfermedades cardíacas y el cáncer.

Para llevar a cabo este estudio, los investigadores analizaron datos de 334.161 hombres y mujeres europeos durante un promedio de 12 años. Se obtuvieron datos sobre altura, peso y circunferencia de la cintura y mediante la autoevaluación se midieron los niveles de actividad física. Se encontró que la mayor reducción en el riesgo de muerte prematura se producía comparando entre los grupos inactivos y moderadamente inactivos, analizados por una combinación de la actividad en el trabajo con actividades lúdicas.

Los investigadores estiman que el hacer un ejercicio equivalente a un paseo a paso ligero 20 minutos cada día, en el que se produce una quema de entre 90 y 110 kcal llevaría a un individuo del grupo inactivo a ser moderadamente inactivo reduciendo, así, su riesgo de muerte prematura entre un 16 y un 30%. Aunque el impacto fue mayor entre las personas de peso normal, incluso para aquellos con un mayor IMC se obtiene un beneficio a tener en cuenta.

Al cruzar estos resultados con los datos más recientes disponibles sobre muertes en Europa, los investigadores estiman que 337.000 de las 9’2 millones de muertes entre los europeos eran atribuibles a la obesidad (aquella con un IMC superior a 30). Sin embargo, el doble de este número de muertes (676.000) podría deberse a la inactividad física.

Según indica el director del estudio, Ulf Ekelund, del ‘Medical Research Council’ (MRC) de la Unidad de Epidemiología de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido: “Hay un mensaje sencillo: basta con una pequeña cantidad de actividad física cada día para que las personas físicamente inactivas obtengan importantes beneficios para su salud. Aunque se encontró que sólo 20 minutos marcarían una diferencia, realmente deberíamos estar intentado hacer más porque la actividad física tiene muchos beneficios para la salud y debe ser una parte importante de nuestra vida cotidiana.”

El profesor Nick Wareham, director de la Unidad MRC, añade: “Ayudar a la gente a perder peso puede ser un verdadero desafío y, al mismo tiempo, debemos tener como objetivo reducir los niveles de obesidad en la población, con intervenciones de salud pública que animen a la gente a hacer pequeños cambios pero alcanzables en la actividad física que pueden tener beneficios significativos para la salud y pueden ser más fáciles de lograr y mantener.”

 
Deja tu comentario »

Estrategias en la recuperación

Escrito el 11 de marzo 2015 por Juan Pedro

La semana pasada ya comentamos cómo descansar como es debido pues es primordial si no queremos forzar nuestro cuerpo, provocándonos lesiones y alejándonos de nuestro objetivo.

Por eso, hoy vamos a hablar de la diferentes estrategias que podemos abordar a la hora de recuperarnos después de un entreno o carrera:

1. La nutrición.

Lo que comemos y cuándo lo comemos es primordial en nuestro desarrollo físico y en la recuperación que le sigue. Después de haber entrenado es muy importante mantener nuestro cuerpo hidratado, pero también lo es la ingesta de proteínas y carbohidratos que harán que nuestros músculos recuperen lo perdido.

2. La aplicación de hielo y la elevación.

Después de realizar ejercicio se puede producir la inflamación de las piernas. Para reducirla, es conveniente elevar las piernas durante 10 minutos. Otra opción es aplicarnos hielo o meter las piernas bajo el agua fría, ya que el frío produce un efecto vasoconstrictor, lo que aliviará también la inflamación.

3. El estiramiento y los masajes.

Inmediatamente después de realizar nuestra sesión de entrenamiento hay que iniciar nuestra recuperación con una correcta sesión de estiramientos. Una adecuada elongación así como un masaje con un rodillo de espuma facilitarán el proceso de recuperación de tus músculos. Sin embargo, contrariamente a lo que muchos aficionados creen, esta sesión de estiramiento no tiene que ser solamente cuando acabamos de entrenar; realizarla a diario es también beneficioso. Por último, el masaje deportivo es muy efectivo en la recuperación de nuestros músculos.

Como vemos, no sólo se trata de realizar un descanso pasivo. La recuperación de nuestros músculos pasa por una correcta nutrición, una sesión de estiramientos adecuada al ejercicio realizado, así como a la aplicación de masajes. Y, si fuese necesario, la aplicación de frío y la elevación de las piernas no ayudará a reducir la inflamación.

Y tú, ¿te recuperas convenientemente?

 
Deja tu comentario »

¿Te recuperas como es debido?

Escrito el 5 de marzo 2015 por Juan Pedro

Como bien sabemos, la manera de conseguir que tu cuerpo rinda cada vez mejor es sometiéndolo a un buen y equilibrado entrenamiento. Ahora bien, no sólo el entrenamiento es importante, la recuperación del cuerpo después de éste es esencial. Y, por desgracia, no todos los deportistas la respetan convenientemente. Seguro que más de uno hemos visto a esos “machacas” que fuerzan su cuerpo inconscientemente, sin darse cuenta que se están haciendo un flaco favor.

Y es que sólo mediante este tiempo de recuperación, nuestro cuerpo se adapta a las exigencias del entrenamiento, de modo que sólo así éste surte el efecto deseado sin perjuicio para nuestro cuerpo. Paulatinamente, nuestro cuerpo aguantará más carga de trabajo y durante más tiempo. Aumentando gradualmente la carga de entrenamiento y descansando el tiempo necesario, conseguiremos nuestro objetivo físico evitando lesiones.

Dependiendo de cómo de larga sea la carrera, a cuánta velocidad la corramos y cada cuánto corramos, nuestro cuerpo sufrirá en mayor o menor grado. Pero no sólo influyen estos factores: el estrés que suframos en nuestro día a día, una incorrecta alimentación o las enfermedades, la calidad del sueño, etc. hacen que nuestro cuerpo no rinda como debiera. Si entendemos que estamos sometidos a alguno de estos factores, tal vez no sea el momento de afrontar un aumento de carga en nuestro entrenamiento.

Cierto es que dependiendo del corredor y del entrenamiento que esté siguiendo podremos elegir entre un día de descanso o de recuperación activa, es decir, desde un día de descanso absoluto a un día con un entrenamiento más relajado de lo que normalmente hacemos, o bien de cross trainingentrenamiento cruzado.

¿Qué es lo básico en la recuperación?

Si quieres descansar de la manera adecuada, dejando a tu cuerpo que se recupere completamente, estos son los pasos que debes dar:

- Como ya hemos comentado, lo primordial para asegurarnos un buen resultado es seguir un entrenamiento de calidad, seguido de un descanso adecuado y soportado por una alimentación correcta.

- Desconfía de aquellos planes de entrenamiento que no tienen en cuenta la recuperación.

- Adapta tu frecuencia de recuperación teniendo en cuenta que ésta está influenciada por diversos factores tales como la edad, el nivel de forma del corredor, la dieta que sigue, así como diversos factores externos ya comentados.

- Es muy importante que el periodo de descanso previo a la carrera o Taper deban planearse y estructurarse para que sea efectivo.

- Por último y como es lógico, después de cada sesión es muy importante que dediquemos tiempo a la recuperación.

Como vemos, si descansamos correctamente nuestro cuerpo se evitará muchas lesiones y aseguraremos nuestro objetivo físico con mucha más probabilidad de éxito.

 
Deja tu comentario »

Las zapatillas de running y cuándo renovarlas

Escrito el 18 de febrero 2015 por toni

 

El running, como se denomina a la práctica de resistencia y velocidad corriendo, es actualmente uno de los deportes más practicados en nuestro país. Cada vez son más las personas que salen a correr por ciudad, lo cual no es de extrañar, pues es un ejercicio muy completo, que no cuesta dinero y que no está sujeto a horarios. Sin embargo, un punto clave que tenemos que tener presen
te es el de la elección de unas buenas zapatillas para correr. Estas serán las responsables de que nuestro entrenamiento sea mejor o peor, y podrán ayudarnos a evitar lesiones.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, no cualquier zapatilla deportiva es útil, de hecho algunas pueden ser perjudiciales. Como el resto de deportes, el running necesita un calzado que esté hecho en función de la superficie sobre la que se realiza.

Unas zapatillas inadecuadas pueden causar lesiones, tanto en extremidades inferiores como en la espalda. Las lesiones más frecuentes son las llamadas entesopatías, en las que está incluida la tendinitis. Si no elegimos el zapato óptimo podemos sufrir leves dolores al cabo de los meses llegando a desencadenar poco a poco lesiones más graves.

Un aspecto importante que hay que tener en cuenta es el de que las zapatillas de running caducan, estas deben ser renovadas con cierta frecuencia. Los doctores expertos en la materia confirman que el desgaste va procurando la pérdida de la amortiguación y de la flexibilidad.

El problema que podemos encontrar en la renovación de la zapatilla es que no es fácil de concretar cuándo debe hacerse. Notar que la zapatilla ya no es apta para correr no siempre es fácil, de hecho a veces no puede notarse a simple vista. Lo más aconsejable sería hacer el cambio a los mil kilómetros o algo menos. Si no lo tenéis medido no hay problema, se entiende que si entrenáis unas tres veces a la semana, a los 9 meses deberíais pensar en renovarlas.

 
1 Comentario »

Deporvillage cierra 2014 con 6,4 millones de euros de ventas, un 80% más que el año anterior

Escrito el 9 de febrero 2015 por toni

Estamos muy contentos de poder compartir que nuestro portal de material deportivo, Deporvillage, especializado en ciclismo, running, natación, outdoor y fitness, ha incrementado sus ventas en un 80% y ha conseguido cerrar el año 2014 con 6.400.000 € en ventas. En solo 4 años nos hemos convertido en la empresa online española de deportes que más vende en territorio nacional.

Con una media de 300 pedidos al día y más de un millón de visitas de al mes, Deporvillage ha aumentado el número de clientes en un 80%, llegando hasta los 100.000 dentro del mercado español, francés e italiano. Como principales novedades, en 2014 hemos incorporado a nuestra plataforma la tienda outdoor, enfocada principalmente al textil de deportes al aire libre, así como un importante rediseño en la versión mobile de la tienda online. La compañía ha ampliado también su equipo en el área tecnológica, comercial e internacional, un proceso que sigue en marcha y con una filosofía clara: encontrar a expertos con talento que compartan su pasión por el deporte.

Según Xavier Pladellorens, nuestro CEO “2014 ha sido un año de consolidación donde hemos obtenido el liderazgo en el mercado español aparte de grandes proyectos como el lanzamiento de la tienda outdoor o la versión mobile. Para este año esperamos muchas novedades interesantes en la compañía.

Fundada en 2010 por Xavier Pladellorens (CEO) y Angel Corcuera (COO), recibimos nuestro empujón más importante al ganar el concurso Seedrocket, una iniciativa privada llevada a cabo por los bussines angels más importantes del país. Desde entonces, contamos con el apoyo de algunos de los nombres más reconocidos del mundo de Internet como François Derbaix (Toprural), Luis Martin Cabiedes (Cabiedes & Partners), David Tomás (Cyberclik) y muchos otros vinculados al entorno de SeedRocket.

En Deporvillage tenemos un catálogo de más de 500 marcas y 40.000 productos diferentes y contamos ya con más de 100.000 clientes repartidos entre España, Francia e Italia. Nuestro público objetivo son los amantes del deporte que buscan primeras marcas a precios competitivos y con una experiencia de compra impecable.

 
Deja tu comentario »

Cuatro sencillos consejos para alargar la vida de tu bicicleta

Escrito el 4 de febrero 2015 por toni

Montar en bicicleta, ya sea por placer, por estar en forma, o por tonificar las piernas, es un ejercicio cardiovascular magnífico, pero también un medio de transporte confiable y eficiente. Nos permite controlar los tiempos de los trayectos, evitar el tráfico, la contaminación yme gusta este la búsqueda de aparcamiento. Sin embargo, las bicicletas, como cualquier otra máquina, necesitan de una supervisión y mantenimiento frecuente para conservarse en buen estado. Con los siguientes consejos, podrás evitar cualquier visita al taller y cualquier gasto innecesario.

 

  1. Antes de subirte, asegúrate de que los neumáticos están inflados correctamente. Fíjate en el costado de estos, encontrarás un número que indica la presión recomendada. Con un medidor de presión asegúrate de que está inflado adecuadamente, ya que si no lo están estos se desgastarán más rápido y podrían dañarse gravemente.
  2. Al menos una vez cada dos semanas, lubrica las cadenas y los pedales. Usa un lubricante especial para bicicletas con cuidado de no bañar las pastillas de freno. Si las cadenas no se mantienen bien hidratadas, se resecan con facilidad rasgándose sus partes móviles las unas contra las otras. Este es un proceso que a penas nos llevará un par de minutos y que pueden salvar la vida de tu bicicleta.
  3. Mantenla seca. Guarda tu bicicleta dentro de casa o cúbrela con algo que la mantenga seca. Si se moja, antes de subir asegúrate de que queda totalmente seca. El contacto continuo con el agua puede provocar el óxido, la corrosión y hasta la posible descomposición.
  4. Por último, algo básico que sin embargo muchos olvidan: mantén tu bicicleta limpia. Usa un trapo para limpiarla, sobre todo si has hecho algún tipo de ruta que haya podido dejar restos de barro o polvo. No utilices agua a presión o jabón, pues estos podrían entrar en los rodamientos y engranajes acelerando la corrosión. En su lugar, usa una manguera o un cubo para que el agua no tenga tanta potencia.

 

Por supuesto, y sobre todo, no olvides hacer buen uso de tu bicicleta y tratarla bien, sin abusar de la maquinaria. Así, y siguiendo estos cuatro simples consejos, el mantenimiento será perfecto y podrás disfrutarla durante mucho más tiempo.

 
Deja tu comentario »