Palas, para nadar con mas fuerza

Si no eres habitual de la natación pero frecuentas las piscinas deportivas habrás visto con extrañeza como hay personas que llegan al borde del agua cargados con una bolsa repleta de artilugios.

Si por el contrario sabes lo que es entrenarse en el agua sabrás bien del sentido del uso de utensilios como las palas, el pull, la tabla o las aletas para mejorar el estilo y por tanto el rendimiento dentro del agua.

Queremos destacar las prestaciones de las palas en concreto para en entrenamiento de la fuerza. Si bien no son comparables con la intensidad del trabajo con pesas en el gimnasio, ni sustitutivas, con el uso de estas en tus sesiones acuáticas ganarás en  tono muscular y podrás mejorar tu técnica de nado gracias al aumento de la sensibilidad en el apoyo.

Sin duda alguna la fuerza de propulsión dentro del agua generada por las manos depende de la superficie empleada en ello y de la velocidad con la que se realicen los movimientos de empuje. La eficiencia de nado es la relación que se genera entre la energía generada en el movimiento del nadador y la energía aplicada al desplazamiento. Puedes conseguir en ambas un aumento del 8% si utilizas las palas.

La longitud que vas a recorrer con cada ciclos de brazo utilizándolas aumenta, por tanto el trabajo que  realizas de brazos en cada ciclo aumenta también. Del mismo modo que el trabajo que realizas por cada unidad de distancia disminuye puesto que avanzas mas con el mismo esfuerzo.

Debes tener claro que el hecho de utilizar palas en tus sesiones de natación no implica una sobrecarga significativa en tu metabolismo y puedes mejorar con su uso un 5% tu velocidad de desplazamiento.

Del mismo debes tener claro que nadar con palas debe ser acorde a vuestro nivel. Según el estilo con el que nades puede ser más fácil o difícil hacerlo con palas. Si establecemos tres niveles como principiante, intermedio y competición nos atrevemos a aconsejaros el uso de las palas de la siguiente forma:

Croll: aconsejable hacerlo en cualquier nivel.

Espalda: desaconsejado para principiantes.

Braza y mariposa: aconsejable si tu nivel es  de competición.

El uso de las palas en la piscina puede ser peligroso. Ten cuidado cuando compartas calle pues es fácil que llegues a rozar a alguien, incluso poder fracturar un dedo (no serías el primero en hacerlo).  No las utilices en la parte de calentamiento. Y puedes estimar que realizar entre el 10 y 20% de carga de entreno con ellas es suficiente. Al comienzo de utilizarlas procura hacerlo a baja intensidad y poco a poco ves aumentando esta en días sucesivos. Controla el estilo en todo momento, el uso inadecuado de las palas puede acarrearte alguna lesión.

Y recuerda, para todo lo demás Deporvillage. Ahora… al agua.

 

 
1 Comentario »

Un comentario de “Palas, para nadar con mas fuerza”

  1. Felipe dice:

    He visto muchas veces en la piscina a gente que utiliza esta técnica y estaba pensando en utilizarlas porque quiero ganar algo de tono muscular y mejorar la fuerza. Espero conseguirlo con ellas.

Deja tu comentario sobre Palas, para nadar con mas fuerza