Artículos de aletas natación

Consejos básicos de natación: crol

Jueves, enero 10th, 2013

Siguiendo los consejos de nuestro artículo “deporte a la hora de comer en la piscina”, hemos tenido ocasión de compartir largos con unos amigos y nos ha llamado la atención su obsesión por sumar distancia sin más.

Queremos aprovechar esta ocasión para llamar la atención sobre la importancia de la técnica de natación. Saber que ejercicios hacer y darles su tiempo en nuestros entrenamientos es más importante que la carga de distancia. Al menos si no tienes adquirida una técnica correcta. La técnica es esencial para obtener rendimiento en tiempos y distancias.

Basándonos en los cuatro estilos por todos conocidos, te invitamos a que sin dejar de hacer distancia en tus entrenamientos, dediques una sesión a mejorar tu técnica. Se trata de aplicar reglas sencillas de pura mecánica. En esta ocasión vamos a repasar cuestiones básicas de la técnica de crol.

Girar la cabeza al ver entrar la mano en el agua y no dejar que tu cuerpo se hunda, grábate estos dos detalles. El trabajo se va a centrar en tus triceps, pectoral, dorsal, cuádriceps y obícuos del abdomen.  Es un estilo que fortalece tus hombros y tira de ellos hacía atrás. Si respiras una vez por cada lado de tu cuerpo estarás trabajando de forma simétrica y evitas descompesarlo. Ojo, que este es un error frecuente en el nadador básico (por esto entendamos aquel que se inicia o que siendo habitual no presta atención a la técnica),  como el de dar patada más fuerte con una pierna que con la otra. Prueba a respirar una vez por cada lado y dando tres brazadas entre ambas.

El crol es un  estilo rápido (el mas de los 4) y el más cómodo de realizar. El más adecuado para realizar en el calentamiento  y los metros finales. Puedes utilizar en el todos los accesorios: pull, tabla, palas, aletas…

Por contra el no realizar un movimiento  simultáneo de piés y brazos  puedes crear defectos que tiendan a descompensar tu musculatura. En piscina no te perderás pero a falta de línea en el fondo o corchera puedes desorientarte si no levantas la cabeza.

Prueba con estos ejercicios:

1- Para principiantes: Nada a crol pero cuando recuperes la posición de cada brazo hazlo por debajo del agua.

2- Busca tensión-relajación. Con el brazo que llevas dentro del agua tira fuertemente hacia atrás y recupera muy suave con el que vuelve por fuera del agua.

3- Si nadas con tubo, vigila la entrada de la mano en el agua y presta atención a su recorrido inicial.

4- Cabeza fuera, si buscas un ejercicio avanzado. Apóyate bien en el inicio de tu brazada y aumenta la potencia de la misma para llevar el cuerpo lo más arriba posible.

Con esto queremos llamar tu atención para que dentro de tu tiempo de entrenamiento en el agua, le preste mucha atención a la técnica, que nadie aprende si no es a base de practicar y practicar.

 
Deja tu comentario »