Artículos de calorias

Las bicicletas no son para el verano

Miércoles, febrero 22nd, 2012

Acabamos de terminar en nuestro blog una serie de tres artículos sobre running y mas en concreto sobre las zapatillas del corredor: elegir, cuando cambiar y como desecharlas.

Hoy nos pasamos a la bicicleta. A menudo nos encorsetamos en no ser un deportista genérico y preferir ser runner, ciclista, tenista… Y si algo nos debe inspirar es la práctica del deporte y aunque tengamos preferencias, no debemos dejar de practicar varios que además pueden ser compensatorios los unos con los otros en nuestro desarrollo físico.

No es cuestión de convertirnos todos en triatletas, que estaría muy bien, pero si conseguir que nuestro deporte doméstico sea variado. Obtendremos más diversión y un desarrollo físico más equlibrado.

Como en otras ocasiones queremos hablaros de los beneficios del deporte y en este caso de la bicicleta.  Tanto si lo haces por montaña o carretera, a diario o los domingos, con bici desmontable o de descenso, pedalear te va a aportar entre otras cosas:

-Fortalecer tu corazón pues harás un gran ejercicio cardiovascular.  Aumenta el ritmo cardiaco y disminuye la presión arterial. Combates el colesterol malo y desarrollas el bueno.

-A los 10 minutos de estar pedaleando tus articulaciones, músculos, corazón ya están notando los beneficios.

-Tus articulaciones, rodillas en especial, hacen esfuerzo pero protegidas. Reduces el impacto articular.

-Se fortalece la zona lumbar al ejercitar las piernas. Compensa con ejercicios de abdominales.

-10 minutos diarios en bici para ir a trabajar entre semana hacen más que solo la salida del domingo.

-Vas a pensar mejor porque oxigenas el cerebro, segregas endorfinas  y la felicidad llega a tu cuerpo. Si pasas de la hora encima de la bici llegan de forma más notable.

-Los fagocitos devoran bacterias de tu organismo. Pedaleando se movilizan y acaban con ellas, ganas en inmunidad.

Mas Beneficios de Andar en Bicicleta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hacerse en bici 8 km. en menos de 20 minutos,  es como hacerse corriendo 1,6 km en menos de 8 minutos y nadar 550 metros en menos de 15 minutos.  El deporte sobre la bici es comparable al ejercicio aeróbico y cardiovascular que haces corriendo y nadando.

Y terminamos llamándote la atención sobre algo que debes cuidar si montas en bici: la flexibilidad. Para ello tendrás que prestar atención a los ejercicios propios y estiramientos precisos.

Recuerda, pedaleando a 40 km por hora, quemas 29 calorias por kilómetro. Echa tus cuentas y a por tu bici. En Deporvillage te esperamos para todo lo que necesites antes de montarte.

 
Deja tu comentario »

¿Por qué debemos hacer ejercicio?

Viernes, diciembre 23rd, 2011

En el curso normal de nuestra vida diaria nuestro cuerpo usa oxígeno para convertir los nutrientes de la ingesta de alimentos en energía para el movimiento muscular y las funciones del cuerpo. La cantidad de energía utilizada se mide en calorías. En términos generales, si quemamos más calorías de las que consumimos, nuestro cuerpo requiere más combustible y empieza a utilizar las calorías almacenadas como grasas. Esto dará lugar a una reducción en el ratio entre grasas y tejido muscular en nuestra composición corporal.

Cuando hacemos ejercicio, nuestra frecuencia cardiaca aumenta para entregar suficiente oxígeno a los músculos activos. Realizando ejercicio cardiovascular de manera regular en cintas de correr o en bicicletas elípticas hacemos que nuestro corazón y nuestros pulmones sean más fuertes y más eficientes en la entrega de oxígeno a los músculos, que a su vez son más eficientes en la transformación de calorías en energía.

Incluso después de un corto período de tiempo entrenando de manera regular te darás cuenta que tienes que aumentar constantemente la intensidad de los entrenamientos para llegar a tu frecuencia de pulso óptima. Para conseguir este logro debes motivarte a hacer ejercicio. Elige un horario fijo para la sesión de entrenamiento y no lo empieces con demasiada agresividad. Si no has estado físicamente activo durante un largo período de tiempo deberías consultar a tu médico de cabecera antes de comenzar a hacer ejercicio para evitar riesgos para la salud.

Para lograr los máximos resultados con una intensidad correcta debes controlar tu frecuencia cardíaca. La regla a seguir es la siguiente: si la frecuencia cardiaca máxima es el resultado de restar tu edad a 220 (Frecuencia cardiaca máxima = 220 – edad), la frecuencia cardiaca durante el ejercicio debe estar entre el 60% y el 85% de la frecuencia cardiaca máxima. Durante las dos primeras semanas de ejercicio tu frecuencia cardiaca debe estar en el 60% de la frecuencia cardiaca máxima para ir aumentándola poco a poco hasta a 85% de tu frecuencia cardiaca máxima.

Por ejemplo, si tu edad es de 52 años y quieres empezar a hacer ejercicio tu frecuencia cardiaca máxima es = 220 – 52 (edad) = 168 pulsos/minuto. La frecuencia durante las 2 primeras semanas de entrenamiento = 168 x 0,6 = 101 pulsos/minuto. Durante las primeras semanas, es recomendable empezar con una frecuencia de 101, para luego aumentar a 117.

El cuerpo empieza a quemar grasa aproximadamente cuando la frecuencia cardiaca está por encima del 60% de la frecuencia cardiaca máxima. Para llegar a un óptimo grado de combustión es aconsejable mantener la frecuencia cardiaca entre el 60% y el 70% de la frecuencia cardiaca máxima. Como mínimo deben realizarse 3 entrenamientos semanales de 30 minutos cada uno.

Antes de cada entrenamiento debes realizar un calentamiento durante 5-10 minutos, pudiendo realizar estiramientos o ejercicios de baja resistencia. Durante el entrenamiento el ritmo cardiaco debe situarse entre el 70% y el 85% de la frecuencia cardiaca máxima. La duración de cada entrenamiento puede ser de 30 minutos si se entrena 2-3 veces por semana o de 60 minutos si se entrena 1-2 veces por semana. Al final del entrenamiento debes introducir un eficaz enfriamiento de los músculos y el metabolismo durante 5-10 minutos. También los estiramientos son útiles para la prevención de dolores musculares.

Desde deporvillage deporvillage te animamos a que te calces tus zapatillas de running y salgas a correr al exterior o bien subas a tu cinta de correr y empieces a hacer kilómetros.

 
Deja tu comentario »