Artículos de pulsómetro

Pulsómetro para saber entrenar

Miércoles, marzo 28th, 2012

Un pulsómetro es algo más que un reloj en tu muñeca que te indica tu pulso cardiaco y que pueda dar colorido a tu aspecto. Debemos saber como manejarlo y para que aprovecharlo. Se trata de un instrumento de precisión que te permitirá en muchos casos obtener gráficas y comparativas del esfuerzo que realizas cuando haces deporte.

Pero la manera de sacarle el mayor jugo al pulsómetro es sometiéndonos previamente a una prueba de esfuerzo con análisis de gases. Es evidente porque cada persona debe conocer cuál son sus umbrales de esfuerzo (aeróbico y anaeróbico). En definitiva hay que saber ponerse en forma y un pulsómetro puede ayudarte.

En Deporvillage te asesoramos para que hagas tu mejor elección. Disponemos de más de 50 artículos de las mejores 6 marcas del mercado, para satisfacer cualquier exigencia para monitorizar tu esfuerzo. Desde la última novedad, de quien puso el GPS por primera vez en la muñeca de los corredores, con un modelo con pantalla táctil el Garmin Forerunner 610 HRM. Hasta el pulsómetro Sigma PC 3.11 que bien puede ser el nivel de entrada ideal para aquellos que buscan empezar a entrenar basándose en el ritmo cardíaco, ya sea en el gimnasio, caminando o corriendo. En nuestra web podrás hacer búsquedas cruzadas para comparar los más vendidos por marca y precio.

En cualquier caso hay que saber bien hasta donde se puede utilizar y con que limitaciones. Te dejamos unos consejos:

-No determinar el ritmo o intensidad del entrenamiento por el número de pulsaciones por minuto. Tienes condicionantes que influyen en el pulso externos a ti e internos, desde el desnivel a una mala digestión por ponerte un ejemplo.

- Hazte una prueba de esfuerzo. Es la auténtica forma de saber tu estado de forma y poder descartar si hay alguna anomalía cardiaco-respiratoria. Si intentas entrenar por pulsaciones te obsesionarás.

-Aprende a controlar tu capacidad de recuperación. Registra tus pulsaciones en cada serie y entrenamiento. De esta forma sabrás que estás entrenando bien si es alto, si es muy alto es que estás entrenando flojo, si es medio es que entrenas ajustadamente, si es bajo es que no lo haces correctamente y si es muy bajo es que estás entrenando muy mal y probablemente no puedas finalizar el entrenamiento.

-Déjate asesorar, además de la prueba de esfuerzo, consulta con un técnico, entrenador o médico deportivo que sabrán como guiarte en el uso del pulsómetro para tus entrenamientos.

-El ritmo cardiaco de tu compañero/a de salida no tiene porqué ser el mismo, no entres en guerras de cifras o comparaciones.

Salud y deporte, siempre… con conocimiento. Para todo lo demás Deporvillage. 

 
Deja tu comentario »